Demanda internacional para que cese represión gubernamental en Nicaragua

NICARAGUA IMAGEN

Al conmemorarse 3 años de la insurrección cívica de abril de 2018 en contra del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, distintas organizaciones de derecho humano a nivel internacional, exhortan al gobierno nicaragüense, que cesen las políticas represivas en contra de opositores, y que evite el desarrollo de elecciones fraudulentas.

Entre las organizaciones que han alzado su voz y claman el Estado de derecho a favor de la paz, la justicia y la democratización se encuentra la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), a través de un Twitter divulgado este lunes, señala que “en Nicaragua, 3 años después del inicio de las protestas, continúan la impunidad y la crisis de derechos humanos. La implementación de las recomendaciones hechas por dicho organismo, al Gobierno, es insuficiente y el derecho de reunión pacífica sigue sin garantizarse”, expresa.

El OACNUDH reitera al Gobierno su solicitud de volver a Nicaragua con el fin de asistir a las autoridades y a la sociedad civil en la implementación de esas recomendaciones y así lograr cambios que mejoren la situación de derechos humanos.

Mientras tanto, la Embajada de los Estados Unidos en Nicaragua, a través de su cuenta oficial de Twitter indica que “Nicaragua está de duelo por las vidas perdidas hace 3 años cuando manifestantes pacíficos fueron asesinados por defender sus derechos. La represión continúa, los presos políticos siguen encarcelados”, dice.

El mensaje es especifico en cuanto a su preocupación por el clima represivo del régimen de Ortega, y coindice con la petición de OACNUDH que demanda el desarrollo de elecciones libres y justas que “permitirán que los nicaragüenses sanen y prosperen”, detalla el mensaje.

RÉGIMEN INTRANSIGENTE

A partir de este 18 de abril (2021), cuando se cumplieron tres años del inicio de la insurrección de abril, que demandaba la salida del poder al presidente Daniel Ortega, tanto Managua como otras principales ciudades del interior del país, han permanecido militarizadas con el objetivo de impedir cualquier intento de protesta de parte de opositores.

Masaya, territorio que era considerado como bastión sandinista, y que a partir del estallido social del 18 de abril de 2018 se declaró “territorio libre del dictador Ortega», fue una de las ciudades más asediadas este domingo por fanáticos del partido de gobierno, paramilitares y policías. Los feligreses participaron de una eucarística en la iglesia San Miguel Arcángel, en presidida por el sacerdote Edwin Román.

Artículos relacionados

Deja un comentario

NICARAGUA IMAGEN valora tus comentario para ofrecer un mejor servicio

error: Alert: Content is protected !!